MetanoRock - Letras de Canciones
.. ....
# - A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

Nuevo disco de Skay Beilinson: "La marca de Caín"


"¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?", se lee apenas al abrir el digipack del nuevo disco de Skay Beilinson, titulado no casualmente La marca de Caín . Se trata del tercer álbum con su firma en poco menos de seis años, fecha en la que decidió separar al grupo de toda su vida, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

Por eso, como es ya un rito en su carrera, el guitarrista invita a escuchar su flamante obra, para luego, sí, entregarse a una entrevista en la calma de su confortable hogar. Como siempre también, allí está su compañera Poli, manager y motor en las sombras tanto de aquella banda con destino de mito como de esta aventura que ahora bautiza Skay y Los Seguidores de la Diosa Kali.

"Después de tantos años de hacer música y componer, el desafío más grande es no repetirse, lo cual, llegado cierto momento, es bastante complicado, ya que quiera o no, uno está inmerso en su propio estilo y tiene limitaciones a las que desgraciadamente no puede trascender", dice Skay. Esta vez, en poco más de 36 minutos de música dividida en 10 canciones (casi un long play a la vieja usanza), Skay no sólo logra no repetirse, sino que de tanto intentar y caminar sobre los límites, en cierta forma sugiere que acabó con su parte más espiritual.

El cuento, el disco, según el propio Skay, esta vez dice así: "Todos tenemos un Caín y un Abel dentro, como dos aspectos del humano. Abel sería la parte espiritual, la parte que Dios recibe con beneplácito, y Caín representa la parte humana que tiene que lidiar con el mundo. Desgraciadamente, todos en algún momento, parece que cometemos el asesinato de Abel". Para Skay, más allá de significados y significantes, éste es el momento de asesinar a su hermano interior.

"Lo interesante de estos relatos bíblicos es que permiten muchas lecturas -continúa-; también con Caín comienza la civilización. Caín crea la primera ciudad, y entre sus descendientes figuran tanto el padre de todos los artesanos como el padre de todos los músicos. Un poco con Caín empieza la civilización, y por eso la marca de Caín es también la marca de la civilización, la marca de lo humano condenado a lo terrenal."

Durante una hora de charla, los textos bíblicos se cruzan con los pequeños cuentos de cuna, con algunos mitos y unas pocas leyendas de una civilización, y un estilo de composición, que se autodestruyen para regenerarse poco después, en un remoto y desolador lugar, un poco más allá del fade out de un solo de guitarra inconfundible.

"Siempre tengo una canción en la cabeza a la que estoy dándole forma, y por eso, de alguna manera, es como que estoy componiendo todo el tiempo. Es más fuerte que yo; no lo puedo dominar", se excusa el guitarrista, para contar así la génesis de su última obra y, de paso, dar una aproximación sobre su prolífica y poderosa producción de los últimos años:

A través del mar de los Sargazos (2002), Talismán (2004) y el fresquito La marca de Caín.

Skay asegura que "el hecho de romper los temas una y mil veces y volver a armarlos con otro criterio" le dio al disco una tonalidad diferente de sus dos antecesores, y la asociación con aquella Diosa Kali con la que ahora bautizó a la banda -"la diosa de la destrucción y la regeneración"- resulta coincidente con la temática impuesta. "Cada tema tiene su propia lógica -continúa el guitarrista, que el próximo domingo volverá a subirse al escenario de Scombrock, en José C. Paz- y quizás el más ejemplificador de esto sea «El fantasma del 5º piso», donde la búsqueda pasó por hacer un tema que no respondiese a la estructura propia de una canción, como si fuera una suite que se desarrolla, que viaja."

"Soda es una gran banda"

Si en la calle o en los bares le preguntan por el regreso de los Redondos, la Negra Poli les responde a los pequeños y grandes ricoteros que vayan a ver a Soda Stereo. O a Loco Mía. Es un chiste que encuentra contrapartida en la seguridad con la que esta señora, devenida mito a través de las innumerables historias contadas por el periodismo, defiende la vuelta de Soda Stereo en el momento de dar una opinión para que conste en actas. "A mí me parece genial que esto le suceda a un grupo argentino -dice una vez terminada la entrevista con Skay-, porque acá viene cualquiera de afuera y se lleva un montón de dinero... ¿por qué no lo va a hacer Soda Stereo?"

Minutos antes, Skay también abordaba el tema de "los regresos" tan en boga por estos días. "No soy muy propenso a la nostalgia, no es algo que me llame la atención, pero de todas maneras creo que Soda es una gran banda, con grandes canciones, que marcó a una generación entera y hay mucha gente que evidentemente tiene ganas de volver a verlos. Por eso yo lo celebro, me parece que es una buena noticia."

-¿Existe entonces la posibilidad de que los Redondos vuelvan a escena con un plan similar: un par de conciertos y después cada uno otra vez a lo suyo?

-No, no, no... momentáneamente no lo veo cerca ni ahí, no se me cruza por la cabeza. Estoy entusiasmadísimo con lo que estoy haciendo y supongo que el Indio también, porque no mandó ninguna señal al respecto. Por eso momentáneamente no lo veo, pero yo siempre digo: si existiese un Redondos en algún futuro será porque nos entusiasmamos por componer juntos, por hacer nuevas canciones. Lo del revival y nada más... qué se yo, todavía no tengo ganas de revival.

-¿Por qué creés que se da este fenómeno mundial de los regresos de viejas bandas de rock?

-Quizá porque el rock se ha transformado también en mercancía del rock business y eso, de alguna manera, pautó la forma en que el rock se expone en la actualidad. Por otro lado, el rock siempre ha sido maltratado y la posibilidad para muchos de poder encontrarse con un billete ahora lo celebran... qué sé yo, cada cual tendrá un por qué hace lo que hace.

Okey, por hoy, amigo ricotero, nada de "sólo le pido que se vuelvan a juntar". Eso sí, quizá mañana, el mismo Caín que acaba de asesinar a su hermano, cansado de ser su guardián, en el futuro construya una vez más una nueva ciudad y todo vuelva a empezar. "Quizá cuando tengamos 90 años", bromea Skay, y concluye, más seriamente: "En una de las canciones del álbum hay una metáfora que marca nuestras propias vidas: el mismo viento que puede apagar un fuego, puede encender la brasa que agoniza, ¿no te parece?". Claro que sí.

Lista de temas de "La marca de Caín" :

1. Angeles caidos
2. Canción de cuna
3. Los caminos del viento
4. Soldaditos de plomo
5. Arcano XIV
6. El viaje de las partículas
7. Tal vez mañana
8. El fantasma del 5to piso
9. Meroe y los sortilegios
10. La doble marca

www.metanorock.com.ar | 2003 - 2007 | sitio online desde el 01/02/2003