MetanoRock - Letras de Canciones
.. ....
# - A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

Luca: El estreno del documental


Con más sonrisas que lágrimas: así se vivió el estreno del rockumental sobre la vida del cantante de Sumo en el Roxy de Colegiales.

Y finalmente el día llegó. Luego de un proceso que llevó más de dos décadas Luca, el rockumental de Rodrigo Spina sobre la vida del cantante de Sumo, se presentó al público en el Roxy Club. Y a diferencia de lo que algunos pensaban en la previa, la expectativa generada por meter las narices en las pocas imágenes vivas que rodearon la intimidad de Luca Prodan -sus novias, sus amigos italianos, los shows, su familia-, logró que por momentos el local de Federico Lacroze y Alvarez Thomas se pareciera a un cine de barrio.

Lejos de los tiempos donde ver a Sumo significaba una expedición marginal a la aventura nocturna, la platea que llenó el Roxy no agitó banderas ni arengó desde el pasado. La gente acompañó con un silencio imperfecto la hora y media que duró la proyección, despertando de la hipnosis colectiva cuando los que aparecían en pantalla eran “Superman” Troglio, Germán Daffunchio y el “Bocha” Sokol; ovacionado en cada una de sus singulares y poco audibles intervenciones.

Sin la presencia de su director y con Andrea Prodan como presentador (“esto es una devolución de su generosidad para con mi hermano”, dijo) y única cara visible del entorno del tano, Luca cosechó en la audiencia -compuesta en su mayoría por treintañeros que patearon los ochenta y algún que otro pibe con remera ad hoc - más sonrisas que lágrimas. Lágrimas que estallaron ante los recuerdos de la tierna y lúcida Cecilia Pollock (la madre de Prodan), las sabrosas anécdotas de sus ex compañeros de banda y el humor inocentemente seductor del pelado, cuya profunda voz todavía consigue conmover y emocionar a un teatro entero, veinte años después de su fallecimiento.

El único tímido chiflido se lo llevó un muy joven Roberto Pettinato, a quien, al parecer, muchos fanáticos aún no le perdonan su renunciamiento al “aguante” y su exitosa carrera en televisión. Aunque su testimonio en la peli provenga del húmedo y politóxico camarín de Obras, cuando la plata escaseaba y los amigos eran pocos.

A la salida, los comentarios se cruzaban como balas de una vereda a otra de Lacroze: “¡Qué pendejo que estaba Arnedo!”, “Sokol es el alma de Sumo”, “¡Qué grande la vieja del pelado, lo bancaba a muerte!”. Para todos ellos, hoy más que nunca, Luca not dead.

Por Daniel Jimenez

www.metanorock.com.ar | 2003 - 2007 | sitio online desde el 01/02/2003